Hinterschellenberg

Monumento conmemorativo, Hinterschellenberg, Liechtenstein
James Bartosik_CC

Esta localidad entró brevemente en la historia del mundo cuando unos 500 soldados rusos que habían combatido en el bando alemán durante la II Guerra Mundial cruzaron la frontera en busca de asilo en 1945; se quedaron unos dos años y medio, tras los cuales la mayoría marchó a Argentina. Liechtenstein fue el único país que no cedió a las demandas de la Unión Soviética para que estos soldados (considerados traidores) fueran extraditados a la URSS , algo que por lo general significaba la muerte. Un monumento conmemorativo a 100 m de la frontera austríaca recuerda aquellos hechos.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.