La cultura en Irlanda del Norte

RMS ‘Titanic’

Acaso el buque más famoso jamás botado, el RMS Titanic fue construido en los astilleros Harland & Wolff de Belfast para la White Star Line. Cuando se colocó la quilla en 1909, la industria naval de Belfast se encontraba en su apogeo y White Star promovió el Titanic como el transatlántico más grande y más lujoso del mundo. Irónicamente, también se dijo que era “imposible que se hundiera”.

El Titanic fue botado desde la grada nº 3 de H&W el 31 de mayo de 1911, y pasó casi un año mientras se equipaba en el cercano Thompson Graving Dock, antes de emprender su viaje inaugural el 2 de abril de 1912. El barco chocó contra un iceberg en el norte del Atlántico el 14 de abril de 1912, y se hundió a primera hora del día siguiente. De los 2228 (entre pasajeros y tripulación), solo sobrevivieron 705; únicamente había botes salvavidas para 1178 personas.

La web Titanic Stories (www.the-titanic.com) abunda en información sobre el barco y sus pasajeros y ofrece un listado de museos y monumentos  conmemorativos del Titanic por todo el mundo.

 

Murales de Belfast

La tradición de los murales políticos de Belfast data de 1908, cuando unos unionistas que protestaban contra el gobierno autónomo de Irlanda  empezaron a pintar imágenes del “rey Billy” (Guillermo III, el rey protestante que venció al católico Jacobo II en la Batalla de Boyne en 1690). Luego  revivió a finales de la década de 1970 para señalar territorios sectarios, significarse políticamente, conmemorar hechos históricos y  ensalzar el terrorismo. Como “voz de la comunidad”, los murales solían  cambiar para reflejar la actualidad. Existen circuitos en taxi que visitan muchos de los más importantes.

Murales republicanos

Los primeros aparecieron en 1981 como apoyo a la huelga de hambre que mantenían unos prisioneros republicanos en la cárcel de Maze que exigían ser reconocidos como presos políticos. Años más tarde, los muralistas  republicanos ampliaron su campo de acción a temas políticos, históricos y leyendas. Después del Acuerdo de Viernes Santo de 1998, los murales exigían reformas policiales y la protección de los nacionalistas frente a
ataques sectarios. 

Algunas de las imágenes más comunes que muestran estos murales son el ave fénix que sale de las llamas (el renacimiento de Irlanda de las llamas de la insurrección de Pascua de 1916), y escenas y figuras de la mitología  irlandesa; y entre los eslóganes, “Free Ireland” (“Irlanda Libre”) y, en gaélico, “Éirí Amach na Cásca 1916” (“Insurrección de Pascua de 1916”) y “Tiocfaidh Ár Lá” (“Nuestro día llegará” ). 

Muchos murales nacionalistas de West Belfast conmemoran la huelga de hambre de 1981, en la que murieron 10 presos republicanos. Destaca la imagen de Bobby Sands, que fue elegido miembro del Parlamento poco antes de fallecer.

Otro tema frecuente en los murales de zona republicana es el apoyo a otros movimientos nacionalistas y republicanos del mundo, como Palestina, País Vasco y América Latina, particularmente en el tramo de Falls Rd conocido como Solidarity Wall.

Dónde más murales hay es en Falls Rd, Beechmount Ave, Donegall Rd, Shaw’s Rd y el barrio de Ballymurphy en West Belfast; en New Lodge Rd en North Belfast; y en Ormeau Rd en South Belfast.

Murales unionistas

Tradicionalmente, estos murales han sido más militaristas y desafiantes que los republicanos. El grito de guerra unionista “No Surrender!” (“No nos rendiremos nunca”) aparece con frecuencia, junto con bordillos pintados de rojo, blanco y azul, insignias paramilitares e imágenes del rey Billy, normalmente representado a lomos de un caballo blanco. La victoria del “rey Billy” (Guillermo III) sobre el rey católico Jacobo II en la Batalla del Boyne (1690) aún se celebra con desfiles cada 12 de julio.

También se verá la Mano Roja del Ulster, a veces en forma de puño (el símbolo de los Ulster Freedom Fighters, UFF) y referencias a la Batalla del Somme de 1916 de la I Guerra Mundial en la que fallecieron muchos soldados del Ulster, considerada símbolo de la lealtad del Ulster a la Corona británica, en contraposición a la Insurrección de Pascua de 1916. Algunos lemas comunes son “Quis Separabit” (“¿Quién nos dividirá?”), el lema de la Ulster Defence Association (UDA), y el desafiante “We will maintain our faith and our nationality” (“Mantendremos nuestra fe y nuestra nacionalidad”).

Los murales hoy

Se ha debatido mucho sobre qué hacer con estos murales. Algunos los consideran sencillamente un recuerdo desagradable del pasado reciente y  otros, una parte esencial de la historia de Irlanda del Norte. Sin duda se han convertido en una importante atracción turística, aunque existe un movimiento que aboga por sustituir los más agresivos por héroes locales, como el futbolista George Best, el escritor de Narnia C. S. Lewis y el golfista Rory McIlroy.

Aparte de los murales, también hay obras de arte alternativas y sugestivas, como un hastial de Balfour Ave, junto a Ormeau Rd, que plantea la pregunta “¿Cómo puede la gravedad cuántica ayudar a explicar el origen del universo?” (una de las 10 preguntas seleccionadas por científicos por ser uno de los problemas más importantes que la física no ha logrado resolver), que refleja el problema no resuelto.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

No faltan los dragones en la Cripta, TEC Belfast, Irlanda del Norte
La mayor exposición mundial de ‘Juego de Tronos’ que se inauguró justo con el estreno de la octava temporada de la serie, puede visitarse hasta el 1 de septiembre en Belfast.
AnneMarie McCarthy
Juego de Tronos Studio Tour, Irlanda del Norte
Los fans de ‘Juego de tronos’ podrán visitar las localizaciones de la serie ahora que HBO ha anunciado la inauguración del Game of Thrones Studio Tour, en Irlanda del Norte.
HBO
La Calzada del Gigante, condado de Antrim, Irlanda del Norte
Descubre por qué Lonely Planet ha elegido Belfast Top 1 del 'ranking' de las mejores regiones para viajar en 2018. Este es el Best in Travel 2018
Stuart Stevenson Photography / Moment RF / Getty Images