Cómo llegar y salir

Casi todos los visitantes inter­nacionales llegan y salen del país por el aeropuerto de Sofía. A Bulgaria también se accede bien por carretera y tren desde los países vecinos, y su red ferroviaria forma parte del sistema InterRail, por lo que puede incluirse el país en cual­quier itinerario largo por Euro­pa. A Bulgaria llegan autobuses de largo recorrido procedentes de Turquía, Grecia, Serbia y Macedonia. Para cruzar el Danubio desde Rumanía, hay servicios regulares de ferri de vehículos y pasajeros.

Cada vez hay más compa­ñías que ofrecen paquetes con circuitos por Bulgaria.

Llegada al país

Al pertenecer a la UE, los trámites fronterizos para los ciudadanos de otros países miembros son mínimos.

En los pases fronterizos los retrasos son habituales, y los funcionarios de aduanas suelen ser desconfiados y antipáticos. Se preguntará al viajero para qué viaja a Bul­garia y dónde se alojará.

Avión

Bulgaria tiene buenas co­nexiones aéreas con nume­rosas ciudades europeas y con varias de Oriente Próxi­mo. Actualmente no hay vuelos directos a Bulgaria desde destinos más lejanos, de modo que quienes viajen, p. ej., desde Norteamérica deberán hacer escala en alguna ciudad europea.

Aeropuertos y aerolíneas

El aeropuerto de Sofía (www.sofia-airport.bg) es el princi­pal punto de entrada al país. El aeropuerto de Varna (www.varna-airport.bg) y el de Burgas (www.bourgas-airport.com) cubren destinos costeros y funcionan a pleno rendimiento en verano, cuan­do acogen vuelos chárter. Un par de ciudades europeas, Londres incluida, tienen vue­los directos al aeropuerto de Plovdiv (www.plovdivairport.com), en el centro del país.

La aerolínea nacional, Bulgaria Air (www.air.bg), tiene un historial de seguri­dad inmaculado y opera vue­los a destinos de toda Europa (incl. Fráncfort, Londres, Ma­drid y París) y Oriente Próxi­mo, así como rutas naciona­les a la costa del mar Negro.

Billetes

Los precios varían sobrema­nera, por lo que conviene comparar a través de webs como www.skyscanner.net. Las mejores ofertas suelen encontrarse en línea. Hay unas cuantas webs dedica­das a vuelos búlgaros:

Por tierra

Autobús

A/desde Grecia

Los principales puntos de llegada/salida para los servi­cios a/desde Grecia son Sofía, Plovdiv, Burgas y Var­na. Muchas compañías ope­ran dichas rutas. Todos los detalles en www.bgrazpisanie.com y www.eurolines.bg.

A/desde Macedonia

Los servicios entre Macedo­nia y Bulgaria llegan y salen de Sofía y Blagoevgrad. Véa­se www.matpu.com para más información (en búlga­ro) sobre los autobuses a destinos en Macedonia o, para horarios en inglés, www.bgrazpisanie.com.

A/desde Rumanía

Hay servicios frecuentes a/desde Rumanía que llegan/salen de Sofía, Ruse y Varna.

A/desde Serbia

Hay servicios entre Sofía y Serbia. Para ir a Belgrado, hay que hacer transbordo en Niš.

A/desde Turquía

Hay varias compañías con servicios a/desde Turquía. El autobús es el medio más rápido, cómodo y seguro de viajar entre ambos países. Para horarios, véase www.bgrazpisanie.com.

Automóvil y motocicleta

Para conducir por Bulgaria hay que obtener un permiso de circulación (15/30 BGNpor semana/mes), disponi­bles en cualquier paso fron­terizo al entrar en el país, gasolinera u oficina de correos. Si se alquila un auto­móvil este debería tener su correspondiente permiso.

En las zonas de cruces fronterizos y en las carrete­ras principales suele haber gasolineras y talleres.

Tren

Ferrocarriles Estatales de Bulgaria (BDZ; www.bdz.bg) ofrece servicios a destinos internacionales.

Macedonia

En la actualidad no hay tre­nes directos entre Bulgaria y Macedonia. El único modo de ir a Skopie en tren desde Sofía es con transbordo en Niš (Serbia).

Rumanía

Casi todos los visitantes viajan a/desde Rumanía en tren con salida o vía Ruse. Para más información, visítese www.cfr.ro. Algunas rutas son Ruse-Bucarest (20 BGN, 3½ h) y SofíaBucarest (50 BGN, 10 h).

Serbia

En el momento de redactar esta guía, estaban en obras varios tramos del Balkan Express, que conecta Belgra­do con Estambul vía Sofía, por lo que en las cercanías de Estambul era preciso tomar provisionalmente un autobús. Trenes diurnos y nocturnos cubren el trayecto entre Belgrado y Sofía (40-80 BGN, 11 h); más detalles en www.serbianrailways.com.

Turquía

El Bosphorous Express atra­viesa a diario Bulgaria en su ruta entre Bucarest y Estam­bul (14 h), con parada en Ruse de camino. El trayecto de Rose a Estambul cuesta unos 50 BGN, más si se viaja en litera.

A diario, el Balkan Express viaja entre Estambul y Bel­grado (Serbia), vía Plovdiv y Sofía. El trayecto de Sofía a Estambul lleva unas 12 h y cuesta 6070 BGN.

Por río

Oryahovo Desde esta ciudad del norte de Bulgaria hay ferris que cruzan el Danubio hacia Bechet, en Rumanía.

Silistra Desde esta población se puede cruzar el paso fronte­rizo terrestre hasta la localidad rumana de Ostrov y luego prose­guir viaje en el ferri a Călărași.

Por mar

Muy pocos entran o salen del país por mar. La única ruta marítima la ofrece un servi­cio de ferri de carga semanal entre Ucrania y el puerto de Varna, que acepta vehículos y pasajeros. UKR Ferry (www.ukrferry.com) viaja entre la población ucraniana de Ilyi­chevsk y Varna (desde 100 US$, aprox. 30 h).

Circuitos

Casi todos los viajeros que visitan Bulgaria llegan con un paquete turístico, en su ma­yoría a la costa del mar Ne­gro o los centros de esquí, aunque también hay quienes visitan el país en un circuito especializado en observación de aves o excursionista.

Una de las pocas empre­sas que ofrecen circuitos organizados por Bulgaria es Exodus (www.exodus.co.uk). Sita en Londres, ofrece reco­rridos de ocho días por los montes Pirin y Ródope desde unas 930 £/persona, con vuelos incluidos desde la capital británica. En su web publican los precios exactos, que varían según la tempora­da, así como otras modalida­des de circuitos.

Balkan Holidays (www.balkanholidays.co.uk) es una empresa puntera especiali­zada en paquetes turísticos para esquiar o ir a la playa; una semana en Golden Sands en verano cuesta a partir de 300 £/persona, mientras que una semana en Bansko (forfait y vuelos des­de Londres incl.) comienza a partir de 330 £.

Cómo desplazarse

Avión

Los únicos vuelos nacionales programados son entre Sofía y Varna y entre Sofía y Bur­gas, en ambos casos opera­dos por Bulgaria Air (www.air.bg).

Bicicleta

No es el medio más práctico (ni seguro) para moverse por las zonas urbanas; de hecho, en las transitadas calles de Sofía son habituales los acci­dentes con ciclistas implica­dos. Muchas carreteras es­tán en un estado pésimo, las vías principales suelen estar congestionadas, y no está permitido circular en bicicle­ta por las autopistas. Dicho esto, las carreteras rurales tienen poco tráfico y los autobuses de largo recorrido transportan bicicletas por un suplemento de 2 BGN (cóm­prese un permiso de circula­ción en el mostrador).

Para pedalear, una opción más atractiva son los centros turísticos del mar Negro, con montones de sitios donde las alquilan. Se consiguen repues­tos en las poblaciones princi­pales, pero es preferible traer­los. Las bicicletas de montaña son más indicadas para la campiña, aunque aparte de los campings, no es fácil dar con lugares que las alquilen. Los más fanáticos darán con expediciones de una semana en bicicleta por todo el país en www.cyclingbulgaria.com (desde 900 BGN).

Un recurso útil es la web de la Asociación Búlgara de Ciclismo (www.bulgaria-cycling.org).

Barco

El único transporte nacional por mar consiste en un servi­cio de temporada entre ciu­dades turísticas de la costa del mar Negro. En verano, el barco rápido de Fast Ferry (0885808001; www.fastferry.bg) zarpa del puerto de ferris de pasajeros de Nesebâr hacia Sozopol (desde 27 BGN/trayecto) y Pomorie (desde 11 BGN/).

Autobús

Los autobuses unen las gran­des poblaciones y ciudades, y conectan los pueblos con los núcleos más próximos de transporte. Varias empresas privadas tienen autobuses modernos y cómodos que circulan con frecuencia entre las poblaciones más grandes, mientras que los microbuses, más viejos y normalmente atestados, cubren las rutas entre poblaciones más peque­ñas. El autobús es el medio de transporte público más cómo­do y rápido en Bulgaria, si bien su calidad es una lotería.

Aunque no son exhaustivos, se pueden consultar los hora­rios de autobuses y trenes en www.bgrazpisanie.com.

Biomet (02-813 3332; www.biomet.bg) Desde Sofía tiene servicios a Veliko Târnovo, Varna y Burgas, y menos frecuentes a Ruse y Silistra.

Etap-Grup (02-945 3939; www.etapgroup.com) Otra amplia red interurbana, con autobuses entre Sofía, Burgas, Varna, Ruse y Veliko Tarnovo, y rutas entre Sofía y Sozopol, Primorsko, Tsarevo y Pomorie.

Union-Ivkoni (02-989 0000; www.union-ivkoni.com) une casi todas las ciudades principales y muchas menores, entre ellas Sofía, Burgas, Varna, Plovdiv, Pleven, Ruse, Sliven y Shumen.

Automóvil y motocicleta

La mejor manera de viajar por Bulgaria, sobre todo si se quieren visitar pueblos remo­tos, monasterios y parques nacionales, es en automóvil o motocicleta de alquiler. La Unión de Automovilistas Búlgaros (02-935 7935, asistencia en carretera 02-91 146; www.uab.org) es la principal organización nacional de este tipo, aunque apenas dispone de información en inglés.

Para poder conducir por las autopistas hay que com­prar y colocar a la vista el permiso de circulación, que en el caso de un automóvil, cuesta 15/30 BGN por sema­na/mes. Se puede comprar en los pasos fronterizos al entrar al país o en las oficinas de correos y algunas gasoli­neras ya en Bulgaria. Los automóviles que se alquilen en el país deben disponer también de dicho permiso.

Permiso de conducción

Consúltese con la compañía de alquiler si el permiso pro­pio es suficiente; algunos operadores pueden exigir un carné de conducir interna­cional.

Téngase presente que los conductores de automóviles (y motocicletas) particulares y alquilados deben llevar la documentación de matricu­lación.

Alquiler

Para alquilar un automóvil hay que tener 21 años y un carné de conducir con al menos un año de antigüedad. Hay compañías de alquiler en todo el país, pero son más habituales en las grandes ciudades, los aeropuertos y los complejos turísticos del mar Negro. Los precios par­ten de unos 6080 BGN/día.

Seguro

El seguro a terceros es obliga­torio. Lo mejor es contratar una póliza completa en el país de origen, pero habrá que cerciorarse de su validez en Bulgaria. La Tarjeta Verde, una ampliación rutinaria del segu­ro automovilístico nacional para ciudadanos de Europa, cubre casi todos los países europeos, también Bulgaria.

La Agencia Estatal de Ase­guradores Automovilísticos de Bulgaria (www.nbbaz.bg) ofrece consejos prácticos.

Estado de las carreteras y peligros

Las carreteras búlgaras se cuentan entre las más peli­grosas de Europa, y el núme­ro de accidentes mortales aumenta cada año. El exceso de velocidad y la conducción agresiva son los motivos más habituales, a los que, espe­cialmente en verano (jul-sep), se une a la ingesta de alcohol y el aumento del tráfico.

Sofía y las carreteras de la costa del mar Negro pueden estar especialmente satura­das de tráfico y, por ende, ser una pesadilla.

Aparte de las cuidadas carreteras principales, el estado de la red viaria búlga­ra puede ser desolador: ba­ches, obras, vehículos lentos, caballos y carros, más, a menudo, la conducción teme­raria de otros automovilistas.

Las carreteras de monta­ña pueden ser estrechas y verse afectadas por el des­prendimiento de rocas, mien­tras que los baches y la falta de señalización son los ma­yores problemas en el inte­rior rural del país.

  • Nunca hay que fiarse por completo de las señales de tráfico. Fuera de las ciudades y los principales destinos turísticos, muchas solo están en cirílico. Es muy práctico el Bulgaria Road Atlas (escala 1:330 000) de Domino, en búlgaro e inglés, a la venta en todas las librerías del país.

Normas de circulación

Pese a la escasez de señales de tráfico, la policía se encar­ga de que se cumplan los límites de velocidad (50/90/130 km/h en pobla­ciones/carreteras principa­les/autopistas) y para ello hay, además, radares en las vías principales.

La ley exige cumplir ciertas normas:

  • El conductor y los pasajeros de los asientos delanteros deben ponerse el cinturón de seguridad, y los motociclistas, el casco.
  • Todos los vehículos deben llevar un triángulo de emergencia, un chaleco reflectante y un kit de primeros auxilios.
  • El límite de alcohol permitido es del 0,05%.
  • Los menores de 12 años no pueden ocupar el asiento delantero.
  • Los faros han de permanecer encendidos en cualquier época del año. Algunos automóviles de alquiler disponen de dispositivos automáticos, así que habrá que asegurarse in situ.
  • Los móviles solo pueden usarse al volante si se tiene un manos libres.
  • En caso de sufrir un accidente, habrá que esperar en el vehículo y pedir a alguien que llame a la policía local y al 112 para recibir asistencia.
  • De tanto en tanto aún se dan casos de policías de tráfico corruptos que multan a automovilistas, sobre todo si viajan en vehículos extranjeros caros, a los que exigen el pago de multas en el acto (o bien esperan sobornos) por supuestas infracciones cometidas. Para atajar este problema, si se tiene el infortunio de verse en esta situación (y todo apunta a ser una estafa) se aconseja pedir pagar en una comisaría o insistir en recibir un papel justificante, con los datos completos del agente; si se obra así, lo más probable es que se pase por alto la ‘multa’. Tampoco son desconocidos los casos de impostores que se hacen pasar por policías para tratar de cobrar multas. En cualquier caso, antes de entregar ningún dinero siempre ha de solicitarse una identificación.

Autostop

Es ilegal pero no por ello la gente deja de hacerlo. Hay viajeros que prefieren optar por hacer dedo en la Bulgaria rural antes que depender del escaso transporte público.

Hacer autostop jamás es seguro del todo y su práctica nunca es recomendable. Por lo tanto, quienes opten por hacerlo deben tener presen­te que se corre un riesgo, por pequeño que sea.

El recrudecimiento del crimen en los últimos años ha hecho que los búlgaros se muestren reacios a recoger a otros viajeros.

En las fronteras de Bulga­ria el trato no es particular­mente agradable, y si se viaja en el vehículo de un extraño, puede que haya que respon­der a más preguntas de la cuenta y se ocasionen retra­sos, por lo que se desaconse­ja cruzarlas en autostop.

Transporte local

Autobuses y microbuses

Los autobuses, privados y públicos, y los microbuses hacen rutas entre poblaciones menores, como las de la costa del mar Negro, y entre núcleos urbanos y centros de esquí en invierno. Los billetes de los microbuses cuestan más o menos lo mismo que los de los autobuses públicos pero sue­len comprarse al conductor. Los destinos (en cirílico) y, a menudo, los horarios de salida se ofrecen en el parabrisas. Casi todos los microbuses salen desde la estación princi­pal de autobuses públicos o muy cerca de ella.

  • En Sofía los microbuses marshroutki viajan entre el centro y los barrios residenciales, a modo de taxis compartidos. Casi todas las poblaciones búlgaras tienen un servicio público de autobús barato y eficaz que suele estar atestado, pues es el medio principal de transporte local.
  • En varias grandes urbes circulan trolebuses propulsados con ayuda de cables eléctricos a la vista. Su precio es similar al de los autobuses urbanos convencionales.

Taxi

Los vehículos deben ir pinta­dos de amarillo y llevar un taxímetro en perfecto estado de funcionamiento. Pueden pararse en casi todas las calles de cualquier población búlgara. Normalmente son muy baratos, aunque las tarifas varían. Se pueden contratar para viajes largos a precios negociables; la cuan­tía dependerá de la distancia más el tiempo de espera.

Todos los taxistas deben anunciar sus tarifas de forma clara en las ventanas del taxi. Estas se explican en tres o cuatro renglones:

  • El primer renglón ofrece la tarifa por kilómetro de 6.00 a 22.00 (aprox. 0,600,80 BGN/km) y la nocturna (a veces es la misma, pero suele ser un 10% más cara). 
  • El segundo, si corresponde, muestra el suplemento de llamada  (aprox. 0,50 BGN), si se ha reservado el taxi (rara vez es necesario).
  • El tercero indica la bajada de bandera (0,300,50 BGN).
  • El último renglón se refiere a la tarifa de espera por minuto (0,150,30 BGN).

Algunos taxistas tratan de cobrar de más a los extranje­ros incautos aduciendo que el taxímetro no funciona (debe funcionar por ley) u ofreciendo una tarifa plana (que será como mínimo el doble que la que correspon­da). A las puertas de los ae­ropuertos y estaciones de trenes y autobuses, y en los centros de grandes ciudades y complejos turísticos de la costa del mar Negro se con­centran los taxistas desho­nestos. Acordar un precio de antemano solo es recomen­dable si se va a hacer un trayecto con varias paradas, o si hubiera que añadir el tiempo de espera a una ex­cursión de un día.

Tren

Ferrocarriles Estatales de Bulgaria (БДЖ; www.bdz.bg) cuenta con más de 4070 km de vías férreas que dan servi­cio a las principales poblacio­nes del país, aunque algunas se encuentran en un ramal corto y solo se conectan con la línea principal por medio de servicios poco frecuentes.

La mayoría de los trenes están anticuados, no son especialmente cómodos y, para colmo, suelen ser más lentos que el autobús, aun­que esto se compensa con paisajes más atractivos.

Los trenes se clasifican en ekspresen (exprés), bârz (rápido) o pâtnicheski (lento de pasajeros). A menos que entusiasme este transporte o se quiera visitar una pobla­ción remota, se aconseja el rápido o el exprés.

Dos de los trayectos más espectaculares son los que pasan por el paso de Iskâr, de Sofía a Mezdra, y el de vía estrecha entre Septemvri y Bansko.

Viajar en tren suele ser una experiencia segura y agrada­ble, pero se ha informado de robos, carteristas y molestias menores (como borrachos) en algunas rutas que pasan por fronteras, como las que de Turquía o Serbia. De no­che, se aconseja sentarse junto a otros pasajeros en vez de en un compartimento en solitario, y si se hace un largo viaje con pernoctación para cruzar una frontera, se reco­mienda reservar cama en un vagón con literas.

Clases

Los compartimentos de 1ª clase son para seis perso­nas, los de 2ª, para ocho, y los exprés interurbanos tie­nen asientos individuales en un coche abierto. Hay coches-cama y vagones con literas entre Sofía y Burgas y Varna, pero deben reservarse con antelación. Los billetes de 1ª clase cuestan casi un 25% más que los de 2ª. Los co­ches no están más limpios, pero vale la pena pagar para estar más ancho.

Tarifas

Viajar en tren por Bulgaria sale barato si se compara con Europa Occidental; un trayecto en exprés de Sofía a Varna en 1ª/2ª clase sale por unos 25/30 BNG. Si se viaja en grupo (3-6 personas) tal vez se consiga un pequeño descuento.

Reservas

En los frecuentes servicios entre las ciudades principa­les no suele haber problemas al comprar el billete en la estación en el momento (hay que contar con al menos 30 min de margen para la cola). Pero es aconsejable reservar por adelantado los billetes para interurbanos exprés al mar Negro los fines de semana de verano. En algunas ventanillas de las estaciones más grandes venden billetes anticipados.

En general, no se puede comprar billetes para viajes con inicio en una ubicación distinta a donde se encuen­tre el viajero; es decir, en Sofía, p. ej., no se puede comprar un billete para ir de Plovdiv a Veliko Târnovo.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Bélgica, Dinant, Château de Noisy
Una selección de los lugares más extraños y solitarios de Europa y las curiosas historias que les vuelven tan interesantes.
rphstock / Shutterstock
Bansko, Bulgaria
Bulgaria tiene más de lo que uno imagina. Playas y montañas; monasterios y bosques; arqueología, ciudades, arte religioso...
Maya Karkalicheva_Getty Images
Perito Moreno, Patagonia, Argentina
Lonely Planet propone 6 grandes aventuras para los amantes del frío y vivir grandes experiencias en el hielo y la nieve, escenarios perfectos para la aventura.
Hugo Palacios