Un viaje a la noche interminable

Aurora boreal, Suecia
Kuznetsova Julia_Shutterstock

¿Por qué viajar ahora a Suecia?

Para dormir entre esculturas de hielo bajo fascinantes auroras boreales y visitar el pueblo que queda a oscuras a finales de año.

Durante las tres últimas semanas del año, en el pueblo sueco de Jukkasjärvi, a un grado de latitud al norte del Círculo Polar Ártico, nunca sale el sol. En diciembre reina la oscuridad, perfecta para ver auroras boreales, estas espectrales luces que tienen el nombre de la diosa romana del atardecer y el nombre griego del viento del norte.

Parque Nacional de Abisko, Suecia © Conny Sjostrom / Shutterstock Parque Nacional de Abisko, Suecia © Conny Sjostrom / Shutterstock

Este impresionante espectáculo celeste tiene lugar porque colisionan partículas solares que están cargadas de energía con los átomos del campo magnético de la tierra, y producen una imagen de luces en el cielo que bailan y cambian de color, de amarillo-verde a violeta, blanco y rojo. 

Unos 60 km al noroeste se encuentra el Parque Nacional de Abisko, un paisaje de otro mundo y el mejor sitio para observar auroras boreales (desde lo alto del monte Nuolja, de 900 m, hay unas vistas espectaculares).

Para descansar puede optarse por el Icehotel (hotel de hielo) original, un humilde iglú que se transforma en palacio. Se talla cada invierno a partir de las cristalinas aguas del río Torne y con una forma diferente inspirada en la naturaleza del norte. Es un lugar ideal para practicar el esquí de fondo, los paseos en trineos tirados por huskies y las motos de nieve porque sus actividades de invierno son variadas.

Icehotel, Suecia © kakoki / Shutterstock Icehotel, Suecia © kakoki / Shutterstock

Además, se puede disfrutar de una reunión de renos, un circuito sobre la cultura lapona y… ¡su restaurante con platos y cuencos realizados en hielo!

El edificio cuenta con 67 suites, y las camas están realizadas en nieve compacta y cubiertas con piel de reno. Por la mañana, se reanima a los huéspedes con una bebida caliente y una visita a la sauna.

 

Plan de viaje: 

A Kiruna (16 km al oeste de Jukkasjärvi, 20 min en coche) llegan vuelos de Estocolmo y de ciudades extranjeras. De Kiruna a Abisko se tarda 1 h en tren.

Aurora boreal, Kiruna, Suecia © Fotosearch / Getty Images / Fotosearch RF Aurora boreal, Kiruna, Suecia © Fotosearch / Getty Images / Fotosearch RF

De interés:

  • Varias webs ofrecen pronósticos basados en la actividad solar  
  • Suecia está dentro del Circulo Polar Ártico y es el lugar adecuado para observar otros fenómenos como el sol de medianoche y la noche polar.
  • Desde Jukkasjärvi puede visitarse Laponia y el lejano norte para empaparse de la cultura sami.

Calendario:

  • Diciembre-abril, invierno, Icehotel abierto
  • Mayo y septiembre, temporada media, muchas instalaciones cerradas
  • Junio-agosto, verano; finales mayo-mediados julio, sol de medianoche
  • Octubre y noviembre, observación de auroras boreales

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.