Visado para ir a Israel y los Territorios Palestinos

Israel

Israel ya no sella los pasaportes a los turistas (aunque se reserva el derecho de hacerlo). En su lugar, los visitantes reciben gratis una tarjeta a la llegada que prueba la entrada legal. Es fácil perderla, pero conviene no hacerlo, ya que es la única prueba de que se está en el país de manera lícita.

Hay constancia de que las autoridades israelíes en el paso del Puente Allenby/Rey Husein y en el aeropuerto Ben-Gurión emiten permisos de entrada “solo para la Autoridad Palestina” a viajeros con familia o vínculos personales con Cisjordania, lo que dificulta o imposibilita superar los controles de las IDF que regulan el tráfico de Cisjordania a Israel, incluido Jerusalén. A la inversa, en ocasiones, las autoridades del aeropuerto también han exigido que los viajeros firmen un impreso en el que declaran que no entrarán en territorio de la Autoridad Palestina sin permiso de las autoridades israelíes.

Los estudiantes necesita un visado estudiantil (A-2); los voluntarios de los kibutzs tienen que conseguir, a través de su organización de acogida, un visado de voluntario (B/4).

Visados turísticos emitidos en la frontera

En general, los turistas occidentales que llegan a Israel y los Territorios Palestinos reciben un visado de turista gratis (B-2). Para más información sobre los requisitos, visítese www.mfa.gov.il (hacer clic en “Consular Services” y luego en “Visas”). El pasaporte debe tener validez durante al menos seis meses desde la fecha de entrada. Los agentes pueden exigir pruebas de que se cuenta con los fondos suficientes y/o un billete de vuelta, pero rara vez lo hacen.

Los visados emitidos en la frontera suelen tener 90 días de validez, pero algunos viajeros (como los que entran por tierra desde Egipto o Jordania) pueden recibirlos de solo 30 días o incluso dos semanas, según los agentes fronterizos. Si hay indicios de que se llega para participar en manifestaciones pro-palestinas, enrolarse en una actividad misionera o buscar trabajo de manera ilegal, el viajero podría volver a casa en el siguiente vuelo.

Extensión del visado

Para ampliar un visado de turista (B-2) se puede:

  • Hacer un “viaje de visado” a Egipto, Jordania o Europa, y así conseguir otros tres meses, o solo uno. Se recomienda preguntar a otros viajeros.

Pedir una ampliación de visado (90 ILS). La Autoridad de Población, Inmigración y Fronteras de Israel (3450; www.piba.gov.il; en general de h 8.00-12.00 do-ma y ju), del Ministerio del Interior, con oficinas en Jerusalén (1 Shlomzion HaMalka St), Tel Aviv(Kiryat HaMamshala, 125 Menachem Begin Rd) y Eilat (2º piso, HaKenyon HaAdom, HaTemarim Blvd) se encarga de las extensiones. Hay que llevar un pasaporte válido durante al menos seis meses desde la ampliación solicitada, una fotografía tamaño carné reciente, una carta en la que se explique por qué se desea/necesita una ampliación (más documentación) y pruebas de que se tienen fondos suficientes para la estancia. Es más fácil y rápido tratar con funcionarios de ciudades pequeñas.

Si se está cualificado para un visado de oleh (inmigrante) según la Ley del Retorno de Israel, es decir, se tiene al menos un abuelo judío, el solicitante se ha convertido al judaísmo y se tiene documentación que lo pruebe, es fácil ampliar el visado de turista tanto como se quiera o incluso convertirse en ciudadano israelí.

  • Si se sobrepasa el tiempo asignado, se recibe una multa, aunque los viajeros que se exceden solo unos días no suelen tener problemas, aunque tampoco no hay que fijarse.

Jordania

Los visitantes de la mayoría de los países occidentales pueden recibir un visado de dos semanas de entrada única ampliable en:

  • Paso fronterizo del Río Jordán/Sheij Husein (visado 40 JOD), 30 km al sur del mar de Galilea.
  • Paso fronterizo de Isaac Rabin/Wadi Araba (gratis), pocos kilómetros al norte de Eilat y Aqaba.

Atención: los visados emitidos en la frontera no están disponibles en el Puente Allenby/Rey Husein.

Contáctese con una embajada o consulado jordano (en el extranjero o en Ramat Gan, cerca de Tel Aviv) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Se quiere entrar en Jordania por el Puente Allenby/Rey Husein.
  • Se necesita un visado de entrada múltiple.
  • En la frontera no se emiten visados de la nacionalidad del país de origen.

Los visados individuales/dobles/múltiples, válidos para dos/tres/seis meses desde la fecha de expedición, cuestan unos nada desdeñables 40/60/120 JOD.

Advertencia: si se entra en Cisjordania y/o Israel a través del Puente Allenby/Rey Husein y se vuelve a Jordania por el mismo paso, no es necesario un nuevo visado jordano, siempre que se regrese mientras dicho visado o su extensión sean válidos. Hay que guardar el impreso sellado de salida y mostrarlo al regreso.

 

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Nazaret, Israel
Selección de Lonely Planet de actividades nuevas para el viajero, y para el mundo entero; hay que estar entre los primeros para poder jactarse de ello.
Fesenko_Shutterstock
El Nilo, Egipto
Destinos extremos que ponen a prueba: desde el rascacielos más alto del planeta hasta el río más largo del mundo pasando por el lugar más frío o caluroso.
Jordi Llompart
Producción de incienso en Mysore, India
Grandes viajes: la ruta del incienso, un viaje mítico entre el sur de Arabia y el Mediterráneo.
mazzzur / Getty Images / iStockphoto