Viajar con niños a Chile

Chile para niños

Chile es un destino muy acogedor para los niños, aunque conviene tomar las mismas precauciones que en el país de origen. Los críos pagan un billete reducido o entran gratis en diversos espectáculos y actuaciones. Los chilenos se muestran serviciales en el transporte público; con frecuencia ceden el asiento para un padre y su hijo. Las embarazadas disfrutan de plazas de aparcamiento y preferencia al pagar en las tiendas de comestibles.

Aunque las familias de clase media alta suelen contratar a una nana (niñera), encontrar ayuda en el último momento no es fácil. Los servicios de canguro y los clubes infantiles se limitan a estaciones de esquí y hoteles de categoría alta. Si los padres se fían de un método informal, los conocidos de confianza pueden recomendar canguros.

La leche en polvo, los alimentos para bebés y los pañales son fáciles de encontrar. Por regla general, los aseos públicos están descuidados; hay que llevar siempre papel higiénico, que suele acabarse, y desinfectante de manos porque casi nunca se dispone de jabón y toallas. Aunque una mujer puede pasar con un niño al baño de señoras, es socialmente inaceptable que un hombre entre con una niña en el de caballeros.

Pese a que no hay por qué preocuparse en cuanto a comida y salud, el agua embotellada es aconsejable para los estómagos delicados.

Aventura

A los niños les encantan los deportes como el excursionismo o el ciclismo siempre que puedan ir a su ritmo. Es necesario acomodar las actividades a su nivel, llevar tentempiés y tener un plan alternativo para el mal tiempo o el cansancio. Un viaje rutinario, como cruzar fiordos en un ferri o montar en el metro, puede equivaler a una aventura. Actividades como los paseos guiados a caballo (por lo general de 8 años y más), el rafting y el barranquismo siempre gustan a los adolescentes.

El agroturismo puede ser una gran opción, con la posibilidad de trabajar en las granjas o hacer senderismo. Algunos ríos pueden ser adecuados para los niños; hay que asegurarse de disponer de chalecos salvavidas y trajes de neopreno.

Restaurantes

Aunque no ofrecen menús infantiles, la mayoría sirven varios platos para niños, sin picante. No hay inconveniente en pedir una comida para compartir; las raciones suelen ser abundantes. Rara vez disponen de tronas. Conviene tener en cuenta los horarios: los restaurantes no abren para cenar antes de las 19.00-20.00, y el servicio puede ser bastante lento.

Las mejores zonas

Santiago

Museos, parques y estaciones de esquí con pistas fáciles, eventos divertidos y cursos… Los parques de ecoaventuras, los paseos a caballo y las tirolinas ofrecen emoción en el cercano Cajón del Maipo.

Sur Chico

Para paseos a caballo, chapuzones en lagos, visitas a granjas, deportes acuáticos y volcanes. Pucón y Puerto Varas son las mejores bases para explorar la región.

Norte Chico

Las localidades turísticas costeras ofrecen playa, natación y clases de surf. A los niños les encanta jugar en las marismas de La Piscina, en Bahía Inglesa. El clima suave y soleado facilita los planes.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Cazuela de cerdo con chuchoca, comida tradicional, Chile
Chile presenta una diversidad de tentaciones culinarias deslumbrante debido al gran tamaño del país y a su variada geografía.
Larisa_Blinova_Shutterstock
Turín, Piamonte, Italia
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre las 10 mejores regiones del 2019!
Marco_Saracco_Getty_Images_iStock_Photo
Isla Flatey, Islandia
La democratización de lo VIP ya es una realidad y las islas privadas están al alcance de muchos bolsillos. Aquí va una lista de 10 islas de todo el mundo para vivir aventuras únicas.
Alexander_Erdbeer_Shutterstock