Deportes y actividades California

Actividades al aire libre en California

California es como un patio de recreo todo el año: para hacer excursiones entre flores silvestres en el desierto en primavera, lanzarse al Pacífico en verano, pasear en bici bajo el follaje otoñal o esquiar en invierno. Una vez activada la adrenalina, quizá también se quiera lanzarse planeando desde un acantilado frente al mar, bucear por entre restos de naufragios, escalar paredes de granito o hacer rafting por sus aguas bravas.

‘Camping’

Acampar en California es mucho más que dormir barato, sea entre lagos alpinos y arroyos a los pies de las recortadas cumbres de Sierra Nevada, entre las brillantes dunas de SoCal, bajo la luna llena o en los bosques de secuoyas de NorCal, los árboles más altos de la Tierra. Estas vistas no las ofrece ningún hotel de cinco estrellas.

Si no se lleva tienda, se puede comprar (o alquilar) una en los comercios de deportes que hay en la mayoría de ciudades y pueblos próximos a los parques nacionales.

Tipos de ‘camping’ e instalaciones

  • ‘Campings’ primitivos Suelen tener barbacoas, mesas de pícnic, acceso a agua potable y letrinas; son frecuentes en los bosques nacionales (USFS) y en los montes del Bureau of Land Management (BLM).
  • ‘Campings’ construidos Principalmente en los parques estatales y nacionales, disponen de más comodidades, como retretes con cisterna, parrillas y, en ocasiones, duchas con agua caliente.
  • ‘Campings’ privados Pensados para las autocaravanas, ofrecen conexión a la red eléctrica y de agua, además de recogida de aguas grises y negras. Suelen disponer de duchas de agua caliente y lavandería; a veces también hay piscina, wifi y cabañas.
  • ‘Campings’ sin automóviles Ofrecen más paz y privacidad, y pueden ser más económicos que los que admiten automóviles. Algunos campings naturales de los parques estatales están reservados a los senderistas y ciclistas en ruta larga.

Temporadas, tarifas y reservas

Muchos campings, sobre todo en las montañas y el norte, cierran de finales de otoño a principios de primavera o verano. Las fechas varían cada año, según el clima y la nieve. Los campings privados suelen abrir todo el año, particularmente los más próximos a las ciudades, playas y carreteras principales.

Muchos campings públicos y privados aceptan reservas para todas o algunas parcelas, mientras que otros se atienen a un riguroso orden de llegada. El precio de las estancias por noche van desde gratis, en el caso de los campings más básicos, hasta los 60 US$ o más que cuestan las parcelas dotadas de todas las conexiones para autocaravanas.

Hay servicios de reserva para buscar campings públicos y privados, comprobar su ubicación, ver qué ofrecen, consultar la disponibilidad y operar en línea. Es posible que apliquen una tasa de reserva de hasta 10 US$.

Acampadas improvisadas

Si no se tiene reserva, conviene presentarse en el camping entre las 10.00 y las 12.00, cuando salen muchos campistas. No se podrá ser muy exigente, especialmente en fiestas públicas, fines de semana de verano o en primavera, cuando todo florece. Consúltese a los park rangers (guardas forestales), los centros de visitantes o los propios campings por la disponibilidad en la zona. Si no, pregúntese por las zonas de acampada libre.

Ciclismo y bicicleta de montaña

¡A calzarse el casco! California es territorio ciclista, sea para dar paseos por la playa, para sentir la adrenalina por la montaña o para hacer cicloturismo por la costa.

La temporada se alarga todo el año en la mayoría de las zonas costeras, aunque a veces la niebla prive de las vistas en invierno y en mayo y junio. En invierno es mejor evitar la costa norte y las montañas (demasiada lluvia y nieve en las alturas), y en verano, los desiertos del sur (mucho calor).

Normas de circulación

  • En los parques nacionales, las bicicletas suelen estar limitadas a las carreteras asfaltadas y los caminos de tierra; no se permiten en los senderos ni campo a través.
  • Casi todos los bosques nacionales y montes del BLM están abiertos a los ciclistas de montaña, que deben restringirse a las rutas marcadas y ceder el paso a senderistas y jinetes.
  • En los parques estatales de California está prohibido pedalear por los senderos, a menos que se indique lo contrario. Las carreteras asfaltadas y las pistas de tierra están abiertas a las bicicletas de carretera y de montaña.

Los mejores lugares para pedalear

  • Incluso las zonas urbanas más grandes tienen carriles bici, sobre todo en SoCal.
  • Es el caso de la panorámica South Bay Bicycle Trail, por la costa de LA, o las pistas junto al mar de Santa Bárbara, Newport Beach y otras poblaciones costeras.
  • En la zona de la bahía de San Francisco se puede pedalear por el Golden Gate Park y por el Golden Gate, para después montarse en un ferri y cruzar la bahía desde Sausalito. La isla de Ángel es otra excelente combinación de bicicleta y ferri.
  • En la costa central, el Monterey Peninsula Recreational Trail tiene vistas del océano, y la panorámica 17-Mile Drive atrae a ciclistas de todos los niveles.
  • Por la zona vinícola de California se pueden hacer rutas con o sin guía, especialmente en Napa o en el Dry Creek Valley de Sonoma.
  • Los amantes de la carretera disfrutan con la Hwy 1, especialmente el tramo que atraviesa el Big Sur.
  • En el norte, el Humboldt Redwoods State Park invita a pedalear entre los árboles más altos del mundo por la Avenida de los Gigantes.
  • En Sierra Nevada, el valle de Yosemite cuenta con rutas pavimentadas que pasan por prados, cascadas y agujas de granito.

Las mejores zonas para la bici de montaña

  • Los cabos de Marin, al norte de San Francisco, cuentan con numerosas pistas. El Mt Tamalpais State Park es donde nació el ciclismo de montaña, y sus vertiginosas pistas han servido de inspiración para videojuegos.
  • Entre las mejores rutas cerca del lago Tahoe figuran la Mr Toad’s Wild Ride y el Flume Trail. En el vecino Gold Country, Downieville ofrece un increíble descenso.
  • Los amantes de la velocidad disfrutan en la Mammoth Mountain, al este de la Sierra, con un parque ciclista que en verano ofrece más de 130 km de pistas. Otras zonas de esquí también abren sus pistas y sus remontes a los ciclistas en verano, como el Big Bear Mountain Resort, cerca de LA, o el Northstar, en el lago Tahoe.
  • Los parques nacionales de Joshua Tree y Death Valley ofrecen kilómetros de rutas para el ciclismo de montaña por el desierto. El mismo entorno se encontrará en el Anza-Borrego Desert State Park cerca de San Diego, y en las Santa Monica Mountains (www.nps.gov/samo/index.htm), al norte de LA.
  • Entre los parques estatales más populares para la bici de montaña están el Prairie Creek Redwoods (707-488-2039; www.parks.ca.gov; Newton B Drury Scenic Pkwy; 9.00-17.00may-sep, 9.00-16.00 mi-do oct-abr),en el norte; el Montaña de Oro, en la costa central; y el Crystal Cove, en el condado de Orange.
  • El Fort Ord National Monument, joya oculta hacia el interior de Monterey, cuenta con más de 130 km de pistas de tierra y cortafuegos adaptados para la bici.

Mapas y webs

Las tiendas de ciclismo locales y algunas oficinas de turismo proporcionan rutas ciclistas, mapas y consejos. Para foros en línea y opiniones sobre circuitos, visítese www.mtbr.com y www.socaltrailriders.org.

  • California Bicycle Coalition (www.calbike.org) ofrece enlaces a mapas gratis en línea, programas para compartir bicicleta y tiendas.
  • Adventure Cycling Association (www.adventurecycling.org) vende guías con rutas largas y mapas de toda la costa del Pacífico.
  • League of American Bicyclists (www.bikeleague.org) ayuda a encontrar tiendas especializadas y clubes ciclistas locales.

Senderismo

Los paisajes californianos son un lugar espléndido para explorar a pie. Quien se quede en el coche se perderá las puestas de sol en la playa, las caminatas entre los árboles de Josué en los oasis del desierto, la sensación de coronar picos de 4 000 metros y de caminar bajo los árboles más altos y antiguos del mundo. En primavera y principios de verano, el Golden State se cubre de flores silvestres –y de colores–, desde las laderas de la costa a las praderas o las arenas del desierto.

Los mejores sitios para excursiones

Siempre hay un sendero cerca, incluso en las zonas metropolitanas. Los parques nacionales y estatales ofrecen rutas muy variadas, desde sencillas pistas por las que incluso se puede ir en silla de ruedas o cochecitos de bebé hasta rutas mochileras de varios días por entornos agrestes.

  • Sierra Nevada En los parques nacionales de Yosemite, Sequoia y Kings Canyon, y por el lago Tahoe, se encontrarán cascadas, prados floridos y lagos alpinos, se podrán abordar cumbres y pináculos de granito y respirar el aroma de los pinos.
  • Desiertos del sur Los parques nacionales de Death Valley y Joshua Tree, la Mojave National Preserve y el Anza-Borrego Desert State Park cuentan con oasis de palmeras y poblaciones mineras fantasmas, conos de escoria volcánica, dunas de arena y salares para visitar en primavera y otoño.
  • Bahía de San Francisco Los cabos de Marin, el Muir Woods National Monument, el Mt Tamalpais State Park y la Point Reyes National Seashore están surcados por decenas de espléndidas pistas, y todas a menos de 90 min de San Francisco por carretera.
  • Costa norte Los Redwood National&State Parks y la Avenida de los Gigantes ofrecen paseos brumosos por bosques de antiguas secuoyas. También se pueden visitar playas remotas en el desafiante Lost Coast Trail.
  • Montañas del norte Coronar el monte Shasta es toda una experiencia, y el Lassen Volcanic National Park brinda un extraño paisaje de fumarolas humeantes, conos y cráteres volcánicos.
  • Los Ángeles Apárquese en la Santa Monica Mountains National Recreation Area, donde tantas películas se han filmado, o búsquese refugio del trajín de LA en el clima fresco del Big Bear Lake.

Tarifas y permisos

  • En la mayoría de los parques estatales se cobra por aparcar 4-15 US$/día.
  • Por lo general, peatones y ciclistas no pagan. Los californianos miran muy mal a quienes aparcan y entran directamente sin pagar: los parques estatales tienen poca financiación y el dinero de la entrada es necesario.
  • La entrada a un parque nacional suele costar entre 15 y 20 US$/vehículo para siete días consecutivos.
  • Algunos, como los de Channel Islands o Redwood, son gratuitos.
  • Para entrar sin limitaciones a los parques y bosques nacionales y otras zonas de recreo federales se puede comprar el pase anual “America the Beautiful” (12 meses, 80 US$). Se vende en los centros de visitantes de los parques nacionales, en los accesos, por internet (https://store.usgs.gov/pass) y en la mayoría de puestos de guardabosques de los USFS.
  • Si no se tiene el “America the Beautiful”, para aparcar en las zonas de recreo de los bosques nacionales de SoCal hará falta un National Forest Adventure Pass (5 US$ por día; pase anual 30 US$). Se puede comprar en los puestos de guardabosques de los USFS y en algunas tiendas (como las de deportes).
  • Los permisos necesarios para excursiones y travesías de varios días se consiguen en puestos de guardabosques y centros de visitantes de los parques. Pueden ser gratis o costar hasta 20 US$.
  • Suele haber una cuota diaria en temporada alta (fin primavera-ppios otoño). Algunos permisos pueden reservarse y los de las rutas más populares (como la del monte Whitney) suelen agotarse varios meses antes.

Mapas y webs

  • En casi todos los puntos de inicio de las rutas hay tablones de anuncios con mapas de rutas básicas e información sobre seguridad, y algunos incluso tienen folletos-guía de la ruta.
  • Para excursiones cortas por parques nacionales y estatales suelen ser suficientes los mapas gratis de los centros de visitantes o puestos de guardabosques, pero para las más largas se necesita un mapa topográfico.
  • Los mapas topográficos se venden en las librerías de los parques, centros de visitantes, puestos de guardabosques y en las tiendas de deportes. La USGS Store (https://store.usgs.gov) ofrece sus mapas topográficos (a veces desfasados) gratis, descargables en PDF, si bien se pueden pedir copias impresas en línea.
  • Es importante aprender a minimizar el impacto humano en el medioambiente; un buen sitio para informarse al respecto es la web de Leave No Trace Center for Outdoor Ethics (http://lnt.org).

Submarinismo y buceo con tubo

Por toda la costa californiana hay arrecifes, pecios y bosques de algas, además de criaturas marinas. Las aguas son más cálidas en SoCal, pero se recomienda el traje de neopreno para bucear todo el año.

En las tiendas de submarinismo locales facilitan equipamiento, guías, instructores y circuitos en barco. Si ya se tiene un certificado PADI, se pueden reservar inmersiones con una botella por 65-150 US$, mejor con, al menos, un día de antelación. Los cursos para principiantes incluyen una clase básica y una inmersión desde la playa o un barco por 150 US$.

En cuanto al buceo con tubo, la mayoría de tiendas del sector alquilan equipos por 20-45 US$/día. Si se va a salir más de una vez, vale la pena comprarse gafas, tubo y aletas. Nunca hay que tocar nada mientras se bucea, ni ir solo.

Los mejores lugares de inmersión y buceo con tubo

  • La San Diego-La Jolla Underwater Park Ecological Reserve es ideal para los submarinistas principiantes. La cala de La Jolla atrae a buceadores con tubo.
  • Los submarinistas y buceadores más experimentados visitan el Crystal Cove State Park, en el condado de Orange, Divers Cove, en Laguna Beach, o exploran restos de naufragios frente a Mission Beach, en San Diego.
  • Frente a LA y Ventura están la isla de Santa Catalina y el Channel Islands National Park, grandes destinos de buceo y submarinismo.
  • Con su reserva de vida marina, la bahía de Monterey es un destino mundialmente famoso para el buceo y el submarinismo, aunque el agua es fría: hará falta un buen traje de neopreno.
  • Al sur de Monterey, la Point Lobos State Natural Reserve es otra perla para submarinistas y buceadores de tubo (hay que reservar los permisos).

‘Rafting’

California cuenta con decenas de ríos de aguas bravas, y ninguna montaña rusa supera la emoción de un descenso por sus rápidos, que se abren camino entre los cañones alimentados por el deshielo. Se encontrarán desafíos de todos los niveles, tanto para novatos como para los más curtidos. Los mejores descensos por ríos están en Sierra Nevada y el Gold Country, pero en las montañas del norte también hay descensos divertidos.

Toda emoción comporta riesgos –cuando el río va lleno, no es raro que algún participante caiga de la embarcación–. Pero raramente se producen lesiones. Para rápidos de hasta clase III no hace falta experiencia, pero los de clase IV son para remeros experimentados en buena forma y que naden bien.

Temporada y tarifas

La temporada alta va de abril a octubre, aunque los meses exactos dependen de cada río y el deshielo primaveral. Para los descensos se usan balsas grandes para 12 o más personas u otras más pequeñas para seis.

California Whitewater Rafting (www.c-w-r.com) cubre las principales zonas de rafting, con enlaces a empresas especializadas y grupos dedicados a la conservación de los ríos. Las agencias ofrecen varios tipos de circuitos, con salidas de mañana, tarde y noche o expediciones de varios días. Hay que reservar con antelación y calcular que el precio por una salida de un día parte de 100 US$.

Observación de ballenas

Se pueden ver ballenas grises en la costa de California durante su migración anual de diciembre a abril, mientras que las ballenas blancas, rorcuales y cachalotes pasan en verano y otoño. Se puede probar suerte e intentar verlas desde faros y otros puntos de la costa, pero es menos probable que desde el mar, donde se disfrutará de toda la acción.

En casi cualquier puerto de la costa se ofrecen excursiones para el avistamiento, especialmente en invierno. Llévense binoculares y ropa impermeable y de abrigo. Aviso: el movimiento del mar puede provocar mareos. Lo mejor es sentarse fuera en la segunda cubierta del barco, pero no demasiado cerca de los humos de las máquinas.

Los cruceros de medio día para ver ballenas cuestan 30-100 US$ por adulto (hasta el 50% menos para los niños). Hay que reservar, al menos, un día antes. Los mejores operadores limitan el número de pasajeros y llevan a un experto a bordo. Algunas agencias permiten repetir la salida gratis si no se ha avistado nada en la primera.

Deportes de nieve

California lo tiene todo para unas vacaciones blancas: paisaje alpino, cabinas de montaña de lujo, animadas happy hours tras el esquí, modernos remontes de alta velocidad, laderas cubiertas de nieve polvo y descensos de todo tipo (como el facilísimo “Sesame Street” o el “Death Wish” de máxima dificultad). Y todo eso a un paseo de la playa. Ahora se entiende por qué la gente viene aquí.

Todas las estaciones ofrecen escuelas de esquí, equipo de alquiler y una amplia variedad de pases, con opciones de medio día y abonos de varios días. La temporada de esquí arranca a finales de noviembre/principios de diciembre y se prolonga hasta finales de marzo/principios de abril, siempre según el tiempo y la altitud. Los precios varían mucho, entre 50 y 125 US$/día para los adultos, con descuentos para niños, adolescentes y séniors. Los paquetes “Ski&Stay”, que incluyen el alojamiento, a veces suponen un buen ahorro.

Los mejores lugares para los deportes de nieve

  • Alrededores del lago Tahoe Por su gran variedad, la docena larga de estaciones de esquí alpino y snowboard que circundan el lago Tahoe son insuperables. Junto a algunas de fama mundial como Squaw Valley, sede de las Olimpiadas de Invierno de 1960, hay un montón de pequeñas estaciones más económicas, con menos gente y excelentes pistas para principiantes y familias. Royal Gorge, cerca de Truckee, es la mayor estación de esquí de fondo de Norteamérica. Los “parques de nieve”, ideales para niños, tienen circuitos de trineo y otros entretenimientos.
  • Montes Mammoth y June La Mammoth Mountain es un clásico del esquí alpino, porque es la que suele tener la temporada de esquí y snowboard más larga. Los principiantes y de nivel medio suelen ir a las pistas del vecino monte June, también menos concurridas.
  • Yosemite National Park En invierno, los glaciares del Yosemite National Park y la estación Badger Pass atraen a familias y principiantes del esquí y el snowboard. Es la estación más antigua de California y un buen punto de partida para el esquí nórdico y las excursiones por la nieve (a los niños les encantará la zona de tubing). En Yosemite se puede hacer esquí de fondo o excursiones con raquetas entre secuoyas gigantes, igual que en Panoramic Point, en el Kings Canyon National Park.
  • Montañas del norte El Mount Shasta Ski Park es un clásico destino familiar, con diversos desafíos para esquiadores de diversos niveles.
  • Cerca de Los Ángeles En el sur de California la actividad se concentra en el Big Bear Mountain Resort. En los montes San Jacinto Mountains, el teleférico de Palm Springs lleva al Winter Adventure Center, donde se pueden alquilar raquetas para excursiones o esquís de fondo.

Playas y surf

El ambiente playero y la cultura del surf forman parte del desenfadado estilo de vida californiano. En el sur del estado se encontrarán las playas más soleadas para el baño, mientras que los brumosos acantilados y las tempestuosas playas del norte atraen a los románticos y a los surfistas.

Nadar

Quien busque broncearse en la playa y remar en el Pacífico puede dirigirse directamente al sur de California (SoCal). Con kilómetros y kilómetros de anchas playas de arena entre Santa Bárbara y San Diego, se podrá vivir el sueño al menos seis meses al año. La temperatura del océano allí es tolerable a partir de mayo o junio, y alcanza su mejor momento en julio y agosto.

Las playas del norte de California (NorCal) son agrestes y espectaculares, con grandes olas que rompen contra las rocas. No es ideal para el nado, pero sí para los Titans of Mavericks (http://titansofmavericks.com), la competición de surf profesional más dura del mundo, que se celebra cada año cerca de Half Moon Bay. En las playas del norte hace fresco todo el año, así que conviene ir bien abrigado, y ponerse un traje de neopreno si se quiere entrar en el agua.

Las hogueras al atardecer son una tradición en las playas californianas –el Burning Man Festival de San Francisco empezó como una enorme hoguera en Ocean Beach– pero en la mayoría de playas ya no se permiten por motivos medioambientales. Legalmente solo se pueden hacer hogueras en los fosos dispuestos a tal efecto, incluso en Ocean Beach. Habrá que llegar pronto para hacerse con uno (no hay reservas) y llevar leña. Salvo en los campings, beber alcohol suele estar prohibido en la playa.

Durante los días más cálidos del verano, muchos cambian las playas por las piscinas del Legoland, en el North County de San Diego, el Knott’s Soak City, cerca de Disneyland, y el Wet ’n’ Wild Palm Springs, en el desierto.

Consejos de seguridad

  • En la mayoría de playas hay banderas que delimitan las zonas exclusivas para el surf y para el nado. Las banderas también alertan de la condición del agua, y hasta los surfistas más curtidos saben que estos avisos deben tomarse en serio.
  • Las playas más populares (la mayoría en el sur) tienen socorristas, pero ello no implica que puedan ser peligrosas para nadar. Hay que respetar todas las indicaciones y preguntar por las condiciones antes de aventurarse.
  • Después de una gran tormenta se recomienda dejar pasar al menos tres días para bañarse, pues el nivel de contaminación por los vertidos al mar de los desagües aumenta peligrosamente.
  • La calidad del agua varía de una playa a otra y de un día a otro. Para informarse sobre el estado del mar y de las playas, consúltese la Beach Report Card emitida por Heal the Bay (http://brc.healthebay.org), organización sin ánimo de lucro.

Las mejores playas para ir en familia

  • Silver Strand State Beach (619-435-5184; www.parks.ca.gov; 5000 Hwy 75; por coche/autocaravana 10 US$/desde 50 US$; 7.00-ocaso); Coronado.
  • Santa Monica State Beach Los Ángeles.
  • Leo Carrillo State Park (310-457-8143; www.parks.ca.gov; 35000 W Pacific Coast Hwy; por coche 12 US$; 8.00-22.00); Malibú.
  • Península de Balboa Newport Beach.
  • Carpinteria State Beach Condado de Santa Bárbara.
  • Arroyo Burro Beach County Park Santa Bárbara.
  • Avila Beach Condado de San Luis Obispo.
  • Natural Bridges State Beach Santa Cruz.
  • Stinson Beach Condado de Marin.
  • Trinidad State Beach Costa norte.

El mejor voley-playa

  • Manhattan Beach (www.citymb.info; MTA 126, 439) En la South Bay de LA.
  • Hermosa Beach South Bay, LA.
  • Huntington City Beach Condado de Orange.
  • Mission Bay San Diego.
  • East Beach Santa Bárbara.

Libros y mapas

La California Coastal Access Guide (University of California Press, 2014) contiene mapas completos de todas las playas públicas, acantilados, puertos, refugios, miradores y campings de la costa, e información práctica sobre aparcamiento, rutas senderistas, instalaciones y accesos para sillas de ruedas, además de playas recónditas que solo conocen los lugareños.

Surf

Toca disfrutar del surf, aunque no se haya pisado nunca una tabla. El surf es toda una obsesión, sobre todo en los condados de Santa Cruz, San Diego y Orange.

Las olas más potentes llegan a finales de otoño y en invierno. Mayo y junio suelen ser los meses más flojos, aunque el climaes mucho más agradable, y que nadie se crea todas esas imágenes de rubias sobre la tabla en bikini: sin un traje de neopreno acabarían congeladas, salvo en pleno verano, y más aún en el norte.

Las multitudes pueden ser un problema en muchas zonas de surf, además de los surfistas más ‘territoriales’. Es buena idea trabar amistad con algún local antes de surfear las olas más famosas, como las de las playas de Windansea o Surfrider, en Malibú.

En estas aguas hay tiburones, pero rara vez atacan a las personas. La mayoría de ataques se producen en el llamado “triángulo rojo”, entre Monterey, en la costa central, la bahía de Tomales, al norte de San Francisco, y las islas de Los Farallones.

Alquiler y clases

En todas las playas de surf hay tiendas de alquiler de material: una tabla/traje de neopreno cuesta unos 25/10 US$ por medio día.

Una clase de dos horas en grupo para principiantes puede costar un mínimo de 100 US$ por persona, mientras que las clases privadas de dos horas suelen superar los 125 US$. Si se tienen grandes ambiciones y un presupuesto mayor, muchas escuelas de surf ofrecen cursos de fin de semana y campamentos surfari de una semana.

Solo unos cuantos californianos son surfistas apasionados, pero muchos practican el boogie boarding, el surf de remo y el kitesurfing El surf de remo (o SUP), cada vez más popular, es más fácil de aprender. Los precios de alquiler del equipo y de las clases son similares en toda la costa, de San Diego al norte de la bahía de San Francisco. El kiteboarding tiene muchos adeptos en la ventosa costa de NorCal. Si se quiere probar, se puede alquilar equipo en Santa Cruz o en San Francisco.

Las mejores olas para principiantes

Los mejores lugares para aprender a surfear son las bahías largas y poco profundas con olas bajas y suaves. Hay escuelas de surf en toda la costa, de San Diego a Santa Cruz. Estos son algunos lugares populares para principiantes:

San Diego
  • Mission Beach (858-483-8837; www.missionsurf.com; 4320 Mission Blvd, Pacific Beach; alquiler de tablas desde 10 US$ (blandas), 20 US$ (duras); h10.00-19.00)
  • Pacific Beach (858-373-1138; www.pbsurfshop.com; 4150 Mission Blvd; clases de surf en grupo desde 75 US$; tienda 9.00-18.00(invierno), 9.00-19.00 (verano).
  • La Jolla (858-454-8273; www.surfdiva.com; 2160 Avenida de la Playa; tienda 8.30-17.00, el horario de clases varía según temporada) Oceanside
Condado de Orange
  • Seal Beach
  • Huntington Beach
  • Newport Beach
  • Laguna Beach (949-497-1423; www.casurfshop.com; 695 S Coast Hwy; clases en grupo/privadas 75/95 US$; h8.00-21.00 normalmente)

Los Ángeles

  • Santa Mónica (310-663-2479; www.learntosurfla.com; clases en grupo desde 85 US$ por persona),
  • Malibú (310-456-8508; www.malibusurfshack.com; 22935 Pacific Coast Hwy, Malibú; kayaks por día 35 US$, tablas por día 25-35 US$, surf de remo por 2 h/día entero 45/75 US$, trajes de neopreno por día 10-15 US$, clases de surf/surf de remo por persona 125/100 US$; 10.00-18.00)
Condado de Santa Bárbara
  • Beach Leadbetter
  • Carpintería
Costa central
  • Santa Cruz
  • Cayucos

‘Bodyboarding’ y ‘bodysurfing’

Si no se tiene tiempo o ganas de practicar el arte del surf, hay otros modos de subirse a las olas. El bodysurfing (barrenada) y el bodyboarding (o boogie boarding) permiten montarse sobre las olas durante 30 m o más. Para aumentar la velocidad y el control es mejor usar aletas. Si no se tiene claro cómo empezar, solo hay que ver primero cómo lo hacen los demás, o entablar conversación en el agua y pedir consejos. Es bastante fácil, y un subidón en cuanto se coge la primera ola.

Webs

  • Surfline (www.surfline.com) ofrece un atlas completo, imágenes de vídeo en directo e información sobre las mejores olas desde San Diego al condado de Humboldt.
  • El sitio web de la revista Surfer (www.surfer.com), con sede en el condado de Orange, ofrece informes de viajes, comentarios sobre material, blogs, foros y unos vídeos geniales.
  • Los surfistas han sido los principales protectores del medio ambiente costero de California durante 40 años. Para participar en sus campañas de conservación contáctese con la Surfrider Foundation (www.surfrider.org).
  • Para hablar como un surfista, consúltese el diccionario del portal Riptionary (www.riptionary.com).

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Furgoneta en los Monjes de la Pacana, Desierto de Atacama, Chile
Los mejores 8 destinos para un viaje en autocaravana o furgoneta camper y vivir grandes aventuras en la carretera: Vanlife, una forma de viajar por libre.
reisegraf.ch_Shutterstock
Casa del Misterio de Winchester, California, EE UU
10 lugares para morirse de miedo y 1 casa misteriosa construida a modo de laberinto para que los fantasmas no encontraran a su dueña… ¡Feliz Halloween!
www.winchestermysteryhouse.com
Bosque de secuoyas de la Costa Norte, California, EE UU
Descubre por qué Lonely Planet ha elegido la Costa Norte de California Top 1 del 'ranking' de los mejores destinos de Estados Unidos para viajar en 2018. Este es el Best in the U.S. 2018.
Redwoods modal image_welcomia_Shutterstock