Río Manambolo

Río Manambolo, Madagascar
dennisvdw_Getty Images

Viajar río abajo por el Manambolo supone desconectar por completo: durante tres días no hay coches ni carreteras y muy poca cobertura de móvil; solo el viajero, el guía y la piragua. Es una experiencia sumamente relajante, con poco más que hacer que admirar el paisaje, mirar con arrobamiento las espectaculares gargantas, observar la vida local, cantar frente a la hoguera y maravillarse de los cielos nocturnos. Se recomienda contratar con un operador fiable.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.